02Jun

Los 5 peores errores de un blogger.

Hay tanto que aprender acerca de los blogs que es muy fácil cometer errores, todos los hemos cometido. Estos 5 que pongo a tu consideración son de los más frecuentes y a la vez peligrosos. Realmente pueden echar por tierra las posibilidades de éxito de tu blog.

Error #1: No tener un objetivo claro.

¿Por qué tienes un blog? ¿Qué beneficio ofrece a ti y a tus lectores?

Necesitas conocer la respuesta a estas preguntas para establecer un objetivo claro a cumplir por tu blog. Por ejemplo:

Si tienes un blog para ganar dinero entonces debes proponerte ganar X cantidad de dinero al mes con el a través de la venta de servicios o productos.

Si tienes un blog para establecerte como un experto en tu campo entonces tu objetivo es aparecer entre los 10 primeros blogs en tu campo.

Como resolverlo: Trabaja en el objetivo principal de tu blog y traza una meta que realmente puedas cumplir a medio plazo (generalmente 1 año)

Error #2: Pobre formato de los artículos.

Muchos excelentes bloggers crean contenidos que simplemente no se leen. ¿Por qué? Porque no prestan atención al formato.

Leer es físicamente más difícil en una pantalla que en papel. Además tus lectores se distraen con facilidad con Twitter, Facebook, etc. Necesitas hacerles la vida más fácil.

Puedes por ejemplo:

  • Escribir párrafos más cortos.
  • Separar ideas por puntos o números para organizar la información y aumentar el espacio blanco en pantalla.
  • Utilizar texto en negrita para resaltar puntos clave.
  • Utilizar subtítulos para dividir el mensaje en secciones principales.

Como resolverlo: Echa un vistazo a tu post mas reciente. ¿Te parece atractivo y fácil de leer? Sino es así identifica en que puntos puedes mejorar el formato.

Error #3: Patrón de publicación errático.

Si no publicas nada durante meses y luego estas dos semanas publicando a diario solo para volver a estar meses sin publicar tus lectores terminarán hartándose.

No hay una regla escrita sobre con que frecuencia se debe publicar. No obstante se debe tratar de ser coherente y sobre todo evita estar largos periodos sin publicar. Para más detalles sobre este punto lee mi post: ¿Cuántos posts debería escribir a la semana?

Como arreglarlo: establece un ritmo de publicación con el que te sientas cómodo y mantenlo. Recuerda calidad es mejor que cantidad.

Error #4: Pobre ortografía.

Aunque la mayoría de los lectores suelen ser benévolos con algún error ortográfico ocasional la repetición de estos puede dañar seriamente tu imagen y las posibilidades de éxito de tu blog.

Cuando termines un mensaje:

Déjalo a un lado por un rato incluso unas horas y vuelve a revisarlo  con “ojos frescos”.

Léelo atentamente no confíes al 100% en tu corrector ortográfico.

Vuelve a escribir las frases muy repetidas usando sinónimos para expresar la misma idea.

Considera la posibilidad de que algún miembro de la familia o un amigo lo revisen antes de su publicación.

Como resolverlo: Tómate cierto tiempo para revisar tus artículos y si te es posible escríbelos al menos un día antes de su publicación.

Error #5: No tener una llamada a la acción.

Este es de los peores errores que se pueden cometer y por desgracia uno de los más frecuentes. Muchos bloggers finalizan sus artículos sin brindarle al lector una idea de que hacer a continuación.

Las líneas finales de un post son una gran oportunidad para animar al lector a hacer algo a continuación (lo que los expertos en marketing llaman “Call to Action”).

Por ejemplo puedes pedirles que:

  • Se suscriban a tu lista de correos.
  • Se suscriban a tu RSS.
  • Dejen un comentario.
  • Compren un producto.
  • Compartan el post en las redes sociales.

Tu llamada a la acción no tiene que ser agresiva o intrusiva. Puedes escribir algo como: Si te ha gustado esto por favor compártelo. Mira de la forma que lo hago yo al final de mis posts.

Como arreglarlo: Fíjate como lo hacen otros bloggers. Luego ve a tus últimos posts y mira a ver si tienes alguna llamada a la acción y si no agrega una ya.

compartir en redes sociales

Deja un comentario